6/8/08

Patitas de pollo caseras...


Si hiciéramos una encuesta entre los más chicos, las patitas de pollo estarían entre las comidas más votadas. Ideales para comer solas o con un montonazo de papas fritas, son muy fáciles de preparar y pueden cocinarse en el horno o fritas. Y, si se dan una vuelta por los Secretos, hay más opciones para disfrutarlas. Eso sí, la forma es de patitas, pero se hacen con pechugas.


Lo que llevan
supremas de pollo deshuesadas 500 GRAMOS
sal y pimienta A GUSTO
yema 1
almidón de maíz 2 CUCHARADAS
pan rallado 1 CUCHARADA Y 250 GRAMOS
cubitos de queso OPCIONAL
perejil fresco picado A GUSTO
mostaza 1 CUCHARADITA
huevos 2
aceite PARA PINCELAR
papas fritas PARA ACOMPAÑAR


Cómo se hace
Cortar el pollo en cubos y luego procesarlo. Colocar la pasta de pollo en un bol, salpimentar y agregar la yema, el almidón de maíz y 1 cucharada de pan rallado. Mezclar con cuchara de madera hasta integrar bien. Modelar la masa con las manos formando las patitas o cualquier otra figura (a gusto) y reservar. Si al modelarlas se pegotearan, hay que pasarse pan rallado o harina por las manos. Se les puede agregar a cada una 1 cubito de queso fresco.
En otro bol, batir los huevos, agregar el perejil picado, la cucharadita de mostaza y salpimentar. Reservar. En una fuente colocar el pan rallado restante. Pasar las patitas por la mezcla de huevo y, luego, por el pan rallado.
Colocarlas en una fuente de horno previamente pincelada con aceite. Con la ayuda del pincel, aceitar un poco la superficie de cada patita.
Cocinarlas en horno moderado, de ambos lados, hasta que las patitas estén bien doradas y crujientes. ¿Otra opción? Freírlas en aceite aproximadamente 4 minutos por lado, hasta que estén bien doradas. Servirlas solas o con papas fritas.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada